Los expertos hablan de que este síndrome es una variable del síndrome de Diógenes. Aunque, mientras alguien que sufre del síndrome de Diógenes acumula  cosas compulsivamente y de una forma desproporcionada, alguien con el síndrome de Noé tiene una manía por recoger animales.

Tenemos que entender y hacer la diferencia entre las personas que recogen un animal callejero y lo adoptan como parte de la familia, haciéndose cargo de su alimentación y bienestar, con aquellos que tienen un real problema mental.

El problema de quienes tienen el síndrome de Noé, es que creen que realmente están ayudando a los animales, pero lo están haciendo es hacinarlos, generalmente en lugares demasiado pequeños, sin darles los cuidados necesarios en ámbitos alimenticios y veterinarios.

Profesionales indican que hay dos posibles orígenes del síndrome de Noé: El trastorno obsesivo compulsivo o el estado psicótico.

El trastorno obsesivo compulsivo es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, uno de los cuales puede ser recoger animales. Mientras que el estado psicótico es una patología psiquiátrica grave que sitúa fuera de la realidad a quien la padece. Muchos exageran este “amor por los animales” por falta de afecto y escasas habilidades sociales, llegando a entenderse mejor con animales que con las personas.

Muchas de estas personas tal vez tienen las mejores intenciones, quieren darles un hogar a los animales callejeros, pero la acumulación de animales a veces termina dándoles peores condiciones de las que pueden tener en la calle. Muchos animales terminan con problemas óseos por la falta de espacio para moverse y con heridas por pelearse entre ellos, al ser tantos animales pocos reciben atención veterinaria y en algunos casos, ni siquiera reciben alimentación ni agua.

El llamado es a hacer conciencia, a tener solo los animales que podemos mantener en buenas condiciones. Podemos ayudar a los animales callejeros, no llevándolos a nuestra casa, sino con pequeñas acciones como dejar una fuente con agua fuera de nuestra casa para los perros que pasen.

Comentarios de Facebook

Comentarios