Somos Profesionales

No somos solo amantes de los animales. Somos un grupo especializado y con años de experiencia, reconocidos a nivel nacional.

Ayudanos a Seguir Creciendo

 

Somos La Manada

El Poder de la Manada es un centro de rehabilitación canino, sin fines de lucro, que está enfocado principalmente en perros que sufren alguna enfermedad grave o tienen problemas conductuales.

Somos un equipo de profesionales que cree fervientemente que podemos darles una segunda oportunidad a estos canes, aplicando la técnica de socialización activa entre pares.

Nuestro modo de trabajo se rige por las 4 R’s, lo que significa: Rescate, Rehabilitación, Reeducación y Reinserción

 

Misión

Somos una fundación sin fines de lucro que buscamos educar a la población en cuanto a la tenencia responsable de mascota para disminuir la cantidad de canes callejeros y/o abandonados. También rescatamos y rehabilitamos a perros en situación de calle y abandono y los reinsertamos en la comunidad.

Visión

Constituirse en un referente en el cuidado y rehabilitación de canes en situación desmejorada ( abandonados por conductas o por situación física) y en un ente habilitado para encausar programas, ayudas o subsidios relacionados con los propósitos de reinserción y concientización en la tenencia responsable.

 

Nuestros objetivos

1. El rescate de animales maltratados, abandonados y en situación, física y psicológica, desmejorada para luego trabajar en su rehabilitación, protección y adiestramiento.
2. Organizar y/o patrocinar campañas de educación, fomento y divulgación de la tenencia responsable.
3. Realizar operativos de vacunación, esterilización, desparasitación y adiestramiento de los animales que se encuentran abandonados en las calles.
4. Mantenimiento de uno o más refugios para la adecuada protección y cuidado de los animales en situación desmejorada.
5. Realizar todo tipo de campañas de difusión, estudios, jornadas de capacitación, entre otros, sobre las leyes existentes en materia de protección animal.
6. Suscribir convenios con otras fundaciones, con fines u objetivos similares y convenios de asistencia técnica, veterinaria, educacional y de acción social con entes públicos o privados.
7. Capacitar y especializar en materias de adiestramiento y manejo conductual de los animales, medicina veterinaria y administración.
8. Promover y difundir nuestro modelo de rehabilitación (socialización activa entre pares).
9. Construir y administrar una clínica veterinaria para prestar servicios a la comunidad a bajo costo, y que en ella puedan tratarse los animales abandonados y refugiados.

 

Mariano Sanz

Mariano Sanz

Director Fundador

Comenzó a trabajar con perros a la edad de 15 años, su relación con los animales no solo incluye a los perros, pero es con éstos con quienes tiene una relación simbiótica.

Estudió adiestramiento y conducta canina en Argentina y durante toda su vida ha estado acompañado de perros lo que lo ha llevado a tener una visión sobre cómo mejorar la integración del perro al mundo del hombre.

Che

Che

Lider Alpha

Sin duda este dogo argentino se las trae, es el líder indiscutido de la manada y siempre reacciona para dejarlo en claro.

El Che es el líder de la manada, nadie puede discutirlo, tampoco los nuevos perros que van siendo integrados a la manada. Este tremendo perro, Chesaurio para sus amigos, se impone por presencia, de esa forma amedrienta a cualquiera que quiera oficiar de rival.

En el trabajo con Mariano Sanz, él permite el equilibrio del grupo al constituirse como el macho alfa indiscutido, de esa forma logra mantener el orden y el equilibrio en la manada.

Hoy la manada lo necesita para su correcto funcionamiento, se ha constituido en una pieza clave para el trabajo de adistramiento y para mejorar la conducta de sus pares.

Koke San Cristobal

Koke San Cristobal

Director Co-fundador

Ingeniero, terapeuta y mago, llegó a la manada con una visión de desarrollo futuro, viendo el potencial de trabajo del Centro donde es educada la manada.  Rápidamente se puso manos a la obra con la intención de transformar este trabajo en algo más grande y llevar a la organización a convertirse en fundación. En esta organización ha podido desarrollar su área terapéutica con los Animales y los niños, mezclando ambas preocupaciones al entregar Charlas de Tenencia Responsable a las nuevas generaciones con un toque innovador: la Magia de la Tenencia Responsable, que logra con el juego lúdico conectar a los chicos con la información a la vez que potencia su bienestar con la risa, como elemento terapéutico.

Bella

Bella

Hembra Alfa

Es una hermosa mastín napolitana café, quien llegó hace casi una año a la manada, rescatada de una bodega abandonada . Ella es la hembra alfa del grupo, que logra mantener equilibrada a la manada con su imponente cuerpo y su andar relajado.
Bella ha debido ser operada en varios ocasiones de sus ojos, que acumulan sedimento por la naturaleza de su raza.
Ariel Bermudez

Ariel Bermudez

Director Co-fundador

Es un joven  microempresario melipillano, amante de los animales. El amor que siente por ellos lo llevo a unirse en este gran proyecto dónde busca dejar su huella  y ser un activo partícipe de las 4r’s, que promueve la fundación. Desde niño ha sentido fascinación por los animales, entregándoles cariño, adoptándolos y ayudándoles cuando más lo necesitaban, por eso hoy promueve la tenencia responsable y la adopción, buscando crear conciencia en la sociedad y lograr una mejor vida para los perritos

Pitt

Pitt

Figura Social

Nuestro Pitt llegó hace más de dos años a la Manada, él iba a ser eutanaseado en la Florida por las características de su raza, pero hoy está a nuestro lado y Pitt es la estrella de la Fundación.

A veces decimos que Pitt trabaja en la manada, no solo es un perro que por sus características permite el equilibrio del grupo, sino que es quien ha estado a cargo de demostrarle a todo tipo de público, que guiado puede ser uno de los perros más tiernos del mundo. De hecho, cuando participa en programas especiales y presentaciones, los niños no pueden aguantar sus deseos de abrazarlo y él feliz se deja regalonear.